Sin lugar a dudas, la impresión digital es una de las tecnologías más eficaces para crear una amplia gama de productos a medida y personalizados bajo demanda a un precio asequible, permitiendo ofrecer una variedad casi ilimitada de aplicaciones creativas y rentables.

Por un lado, la sublimación, proceso en el que unas tintas especiales se activan con el calor fijándose en un sustrato de poliéster, ya sea un tejido o una superficie revestida, se ha utilizado durante décadas para aplicar imágenes a tapicería, cortinas, pantallas de lámparas, alfombras, cojines, muebles, persianas y muchos otros objetos.

Debido a los elevados costes de instalación y a las limitaciones de los procesos de impresión tradicionales, las imágenes fotográficas de alta calidad empezaron a imprimirse en objetos de uso cotidiano sólo a partir de mediados de los años 90, con la llegada de la sublimación digital. Esta tendencia ha ido ganando impulso y actualmente se considera un servicio imprescindible.

Antes de la aparición de la sublimación era sencillamente imposible crear diseños personalizados. Esto también sucede en otros sectores de la impresión digital, pero en ninguno de ellos pueden aplicarse imágenes a una variedad tan increíble de objetos y de una manera tan eficaz, partiendo simplemente de un trozo de papel.

Con la sublimación, se puede imprimir cualquier diseño sobre una amplia gama de tejidos y superficies revestidas de poliéster de una gran variedad de tamaños, incluyendo lonas gruesas, tejidos ignífugos y gasas ultraligeras. Además de estos tejidos, puede sublimar una amplia gama de materiales rígidos revestidos, como madera, metal, plástico, vidrio y cerámica.

Por otro lado, con un equipo de impresión y corte también se pueden crear interesantes aplicaciones para la decoración de interiores: desde muebles, puertas, paredes, suelos y techos decorados con adhesivos, lienzos o plantillas personalizadas. Con la tecnología eco-solvente las oportunidades de decorar cualquier hogar, oficina y local comercial son infinitas.

Por ejemplo, los equipos de impresión y corte pueden imprimir wallpapers con imágenes y texturas únicas para decorar cualquier pared. Con la posibilidad de crear diseños exclusivos en múltiples materiales, el vinilo para paredes vuelve a estar de moda. Los avances en tecnología digital eco-solvente han permitido añadir detalles y acabados finales que aportan calidad al diseño, así como texturas, detalles blancos y metálicos.