Bee Honey es sinónimo de mieles singulares, de orígenes florales poco habituales y procedencia geográfica remota, que nos aportan nuevos aromas y sabores realmente sorprendentes.

Creamos para ellos un expositor auto montable que puede enviarse plegado en el punto de venta y cuya base, tiene unas ranuras para que los productos expuestos queden encajados.

Su fondo de color, permite que la persona que vea el producto, localice donde colocar cada tarro por el color de la etiqueta.

Uno de sus puntos más loables sea que mejora notablemente las condiciones de vida de comunidades y personas en situación de pobreza a través del comercio justo de la miel” contribuyendo con su granito de arena a la difusión de la cultura de la miel: la presencia de Bee Honey en ferias gastronómicas y de la alimentación ha apoyado la transformación de la visión de la miel como producto básico al producto sofisticado que realmente es. Con sus diferentes texturas, orígenes florales, procedencias geográficas… Factores todos ellos que contribuyen a configurar la personalidad de la miel de cada apicultor. Todas producidas por las abejas. Todas diferentes.